¿Estás convencido de que ser exitoso en el trabajo es sinónimo de morir solo? O que terminarás en casa sin nada más que hacer que lavar ropa 

Entendemos por qué piensas eso, pero por más complicado que te parezca, tener un buen trabajo y una bonita relación al mismo tiempo no son tan imposibles de conseguir, no como esa moneda que se te cayó detrás del refri.

Busca una pareja que comparta tu estilo de vida

pareja feliz 2
Este es un punto delicado porque no tenemos el control de escoger de quién nos enamoramos. Pero es cierto que es difícil establecer un noviazgo a largo plazo con alguien que no comparte nuestras metas, o con un horario laboral totalmente opuesto.
Las parejas deben alcanzar acuerdos que les permitan cumplir sus objetivos individuales sin sacrificar los del otro.

Comunicación, comunicación honesta

pareja feliz 3

Este aspecto se relaciona con el anterior. El secreto (que no es secreto) de cualquier relación de ensueño es comunicarse de manera honesta y clara. Psychology Today nos recomienda que siempre seamos muy directos. Cuéntale a tu amor qué es lo que esperas de la relación, tus sueños y tus miedos.

Si desde el principio le dejas ver que tu crecimiento laboral es importantísimo para ti, empezarán con el pie derecho porque fomentarán la comprensión, en lugar de creer que no pasas tanto tiempo en casa porque ya no los quieres y así.

El trabajo se queda en la oficina, no va a la casa

pareja feliz 4

Así como nos enseñaron en el preescolar: “Cada cosa en su lugar”. Está bien si de vez en cuando sucede algo en el trabajo y necesitas trabajar horas extras desde casa. Pero que eso se quedé ahí, como excepción y no como regla.

Aunque el día se te vaya en juntas y claxoneos en el tráfico, siempre guarda aunque sea un ratito para convivir con esa persona especial. ¿O a poco tú comes mientras te bañas? Claro que no, porque cada actividad necesita de tu atención para que funcione y sea significativa.

Los logros en el trabajo y en el amor son igual de importantes

pareja feliz 5

Tal vez tus éxitos en el amor no los vas a poner en tu currículum a la hora de pedir trabajo, pero eso para nada quiere decir que valgan menos que los logros laborales.

Inviertes tiempo, esfuerzo, amor y dinero en una relación. ¡Claro que las condecoraciones que ganaste en la guerra del amor merecen orgullo y que las presumas de vez en cuando! (Qué ñoño sonó eso, pero es verdad).

Estar ocupado 28 horas al día y que tu oficina se convierta en tu hábitat natural te convierte en una persona exitosa en la sociedad (según), pero eso no es un sinónimo de plenitud.


Si te gustó este tema o quisieras que escriba sobre algún tema en especial escríbeme en redes sociales: Instagram @liizkathy o Twitter @Liizkathy
Déjame tus comentarios. 🙂

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here