La Luna y el Sol fueron los protagonistas de esta jornada en todo el mundo. El eclipse solar cautivó a millones de personas, que observaron el fenómeno astronómico de costa a costa en Estados Unidos, y que se produjo por última vez en 1918.

Cazadores de eclipses viajaron a ciudades estadounidenses, donde el fenómeno se observó con mayor plenitud. En pueblos de 7 mil habitantes se reunieron más de cien mil personas. Gracias a la era de las redes sociales, la NASA consideró que este eclipse fue el más fotografiado y documentado de la historia.

Los eclipses solares de este tipo se producen cuando la Luna se interpone entre la Tierra y el Sol. Los medios de comunicación trasmitieron en vivo, y bodas, fiestas, viajes de campamento complementaron la singularidad de este evento natural.

En América Latina, en México, Guatemala, Costa Rica, Colombia, Venezuela y Ecuador se observó de forma parcial.

El próximo eclipse ocurrirá en enero del 2019. Argentina y Chile serán los mejores lugares para contemplarlo.

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here